Super Dark Times – Kevin Phillips, 2017


Estamos presenciando una fórmula de la nostalgia que atrapa a los ingenuos y comienza a parodiarse a sí misma. Un pueblo, un grupo de adolescentes con bicicletas, un crimen inesperado y una trama de suspenso que los involucra, son los elementos con los que puedes pescar espectadores vía streaming. Super Dark Times, con un poster y una premisa bastantes atractivas, es una promesa incumplida. Tenemos todos los ingredientes anteriormente mencionados en una película que se esfuerza por hacer parecer sorprendente una historia elemental a todas luces.


Tras una muerte accidental, tres muchachos deciden guardar el secreto junto con la evidencia y durante los siguientes días, cada uno lleva el remordimiento a su manera. De ahí en adelante presenciamos un relato grandilocuente y aburridor que nos cuenta cómo nuestro protagonista comienza a ser dominado por la culpa, se niega a corresponderle el amor a una chica y se ve abocado a enfrentar, tras varias deducciones fortuitas, al inesperado villano. La película encierra un drama importante, pero fracasa en varios aspectos. Aunque el tono, la ambientación, la música y las historias de estos jóvenes arrinconados por la culpa son atractivas, Super Dark Times es un thriller fallido. No genera suspenso, salvo en un par de ocasiones —bastante predecibles, a decir verdad—, y se esmera demasiado por construir una intriga que promete grandes sorpresas, pero hacia el final se vuelve un inexorable camino a la obviedad. Kevin Phillips, que debuta en el largometraje con esta cinta, se destaca haciendo lo que está a su alcance para salvar un guion deshilvanado, monótono, carente de ritmo, con un montón de posibilidades narrativas que se siembran pero nunca se desarrollan. Queda no más la gran promesa de este director para manejar la cámara en futuros proyectos.

Super Dark Times es de todo un poco y, al final, nada. No sabe si volverse un drama, o un suspenso con tintes sobrenaturales, un policiaco o una historia de crecimiento. Deja la sensación de ser un trabajo temprano, con una clásica historia de suspenso forzada a lucir más impresionante de lo que debería y podría llegar a ser. Se cumple aquello de que, por hacer más, se hace menos.

—Mauro Vargas


Comentarios