sábado, 29 de julio de 2017

RESEÑA: Muertos y enterrados (Dead and Buried) - 1981, Gary Sherman


Aunque casi ensombrecida por películas de la época que ahora gozan de más renombre, Dead and Buried es uno de los mejores filmes de aquel momento. Arrastra consigo una apariencia que recuerda al cine de los años setenta, a esas inquietantes películas italianas de pueblos extraños. El tema de la magia negra y el vudú junto con la idea de la resurrección, que parecen propias de épocas anteriores, impensables fuera de los territorios haitianos, son traídos con maestría a un entorno más contemporáneo y moderno. La historia gira en torno al misterio que encierran los múltiples homicidios en la minúscula población costera de Potter’s Bluff. Los foráneos mueren en insólitos accidentes para luego vérselos deambular por las calles como si nada. El sheriff es quien se pone a la tarea de descubrir la aterradora verdad.


La película es inquietante, pero no muy amenazante (algo debido, posiblemente, al paso de los años). No obstante, la estética nos encierra en un entorno desolador. Los días son turbios, las noches siempre nubladas. El resplandor se las calles y de los faros de los autos —enrarecidos por el tono morado que los realizadores aplicaron—, se abre camino con dificultad en la oscura y espesa noche de Potter’s Bluff, donde todos sus habitantes parecen conspirar a la hora de sembrar el terror. El Sheriff, como nosotros los espectadores, estamos sometidos durante hora y media a saber que tras la hospitalidad de este pueblo se oculta algo siniestro, pero no podemos adivinar qué camino nos podrá conducir a la resolución del misterio.

La historia, para quienes la vean ahora, es predecible. Maneja códigos que a estas alturas son evidentes. Se percibe el descenlace desde mucho antes; de por sí es un tanto ingenuo. Sin embargo, es una película con una humilde pero inteligente narrativa, que rescata temas de superchería pasados de moda y los pone a competir en igual de condiciones a los títulos slasher que ya cosechaban grandes éxitos en las salas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario