RESEÑA: Sangre y agua (Blood and Water), Patrick McGrath



Sangre y agua parece ser un título de cualquier cosa menos de un conjunto de historias que nos transportan a pesadillas que discurren entre múltiples caminos de lo fantástico y lo macabro, que pese a su sofisticación, no desconocen esa atmósfera que recuerda a grandes series como Cuentos de la cripta y La dimensión desconocida, así como a estilos refinados dignos de Ray Bradbury.

Los agentes del miedo, la amenaza, aquello que pone en jaque el ritmo cotidiano de la vida, pueden provenir de afuera, de otras dimensiones, de los sueños o de las mismas entrañas de la tierra, pero también de nuestro cerebro. Cuando algo falla en la mente no podemos escapar, ni siquiera hacerle frente. Los trece cuentos que integran Sangre y agua nos dejan escoger qué pesadilla preferimos vivir. Recorremos historias de fuerte carga fantástica mezclada con viscerales descripciones. Otras se debaten entre la especulación y la razón y algunas otras, quizás las más cercanas a las obsesiones de de Patrick McGrath, son aquellas que nos presentan las insólitas —y a veces peligrosas— conductas del ser humano. Los protagonistas aquí —pederastas, caníbales, asesinos—, pese a la atrocidad de sus actos, son víctimas desgraciadas de su propia mente. Cuentos como «La historia de Arnold Crombeck», en la que una joven reportera entrevista a un despiadado asesino, o «Ambrose Syme», que cuenta los actos de un cura violador, logran hacernos cuestionar sobre qué tan involuntario puede llegar a ser el mal que algunos individuos causan a su prójimo. La tendencia que tiene el ser humano hacia lo grotesco y lo prohibido, según las leyes que rigen nuestra sociedad, es enorme, y solo basta un pequeño empujón para romper los tabús y convertirnos de nuevo en criaturas salvajes, domadas por el instinto, que saciamos la sed con la violencia, el dolor y el placer sexual.

Este libro es una excelente y fina colección de cuentos de terror escritos con maestría. Patrick McGrath nos invita a un paseo por su gran obsesión: los intersticios de la mente. En cada cuento explora insólitas, inquietantes y aberrantes conductas humanas, a la vez que se atreve a narrar desde inesperados puntos de vista, como el de una bota atrapada en un búnker o el de una mosca enamorada de una libélula, quienes consuman su amor al calor de un cuerpo humano en descomposición. Con su escritura, McGrath hace del horror algo sofisticado, que no necesita de nichos ni etiquetas para sobrevivir y ser universal. Todo el que se precie de leer literatura de terror de alta calidad debe darle un vistazo a estos cuentos y, por qué no, al resto de su obra. Pocos se han tomado el trabajo de escribir historias de este género con tanta seriedad. 

McGrath, Patrick. Sangre y agua. Traducción: María José Rodellar. Barcelona, España: Grijalbo Mondadori, 1991.

Léase a plena noche

Aquí yacen aquellas historias en las que habita la oscuridad y que solo deben ser conocidas aplena noche .

2 comentarios:

  1. Patrick McGrath, tomo buena nota de tu recomendación ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar