RESEÑA: Mundo azul (Blue World), Robert McCammon



Mundo azul es una de aquellas maravillosas excepciones que comparte sitio con esos escasos álbumes en los que todos los temas son buenos. Con trece cuentos, se sostiene en calidad y originalidad. Es un libro perfectamente concebido. Robert McCammon demuestra su increíble maestría como contador de historias trasportándonos a universos cotidianos donde lo fantástico se posa sin mucho escándalo y altera la percepción de nuestro mundo. Evoca voces importantes del cuento de terror como Ray Bradbury o Richard Matheson, al tiempo que demuestra el aporte del estilo que dio vida al terror de los ochentas y noventas.

Cada pieza de la colección es una invitación a disfrutar de aquellos temas variopintos que pueblan y nutren la fantasía. Hay algunas historias de puro horror, otras de tinte fantástico —o mágico, si se quiere—, otras que coquetean con la ciencia ficción, y otras de corte realista, pero sin abandonar la obsesión por la cultura popular y las costumbres y parajes tradicionales de Estados Unidos, todo esto dibujado con los delicados y habilidosos trazos de la pluma de McCammon.

Hay una delgada línea, casi difusa, que une a estas historias. Robert McCammon nos presenta frecuentemente una visión del fin: el olvido; la privación de la libertad, tanto física como mental; y varias instantáneas de lo que podrían ser las postrimerías de nuestra existencia como raza, ya sea por cuestiones del universo o de la misma muerte como ente sobrenatural. Se escurre entre líneas un avistamiento de nuestro fracaso como seres humanos, al mismo tiempo que explora la fragilidad de nuestros cuerpos y mentes.

No es ligero afirmar que esta es una de las mejores colecciones de cuentos que se pueda encontrar en los anaqueles. Robert McCammon demuestra con soltura la altísima calidad de su prosa y de su ingenio como narrador. Mundo Azul es una montaña rusa poblada de matices. Cada lugar es una promesa de altas dosis emocionales. Pasamos del miedo al llanto con total naturalidad.  Es diversión y entretenimiento garantizado.

Mauro Vargas

McCammon, Robert. Mundo azul. Traducción: Sonia Tapia. Barcelona, España: Ediciones Bi, 1999.

Comentarios

  1. Me ha llamado tanto la atención que acabo de buscarla por internet, pero creo que está descatalogada :-( A ver si la encuentro en las librerías de segunda mano. En mi biblioteca parece que tampoco la tienen pero sí Muerte al alba, a lo mejor empiezo con esa...
    Besos y gracias por el descubrimiento :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos de los libros de McCammon hay que buscarlos en las librerías de usados. Si lo ves, échale la mano de inmediato. Dicen que MUERTE AL ALBA es una de sus mejores novelas. Es uno de los que más deseo pero nunca lo he podido ver. Si te animas a leerlo, esperaré con entusiasmo tu opinión.

      Eliminar
  2. Como bien sabes adoro a este escritor, siendo además quien nos permitió que nuestros respectivos blogs entraran en contacto...¡Cómo pasa el tiempo! Me he leído todo lo suyo que he podido adquirir, pero hace años que no consigo otras de sus obras y que bien sabes hace tiempo que no lo traducen al español. Realmente lamento que cuando tuve en mis manos "El Canto de Cisne" e "Huida al Sur", allá en la última década del siglo XX, haya sido un ignorante acerca de este gran autor y por ello no me los hubiese comprado. ¿Por qué no hacen películas sobre su obra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos dos títulos son los que ansío conseguir. Imagínate que así pasaba con "El buque de la noche", "Mary terror" y "La muerte de Usher": siempre estaban esos tres libritos a precios irrisorios en unos pabellones enormes de saldos de una librería de cadena del país. En una Feria internacional del libro de Bogotá me decidí a comprar los tres, a menos de un dólar cada uno. A simple vistan parecían calderilla, sobras. No era un autor conocido en el mundillo lector. Ahora ya he visto a mucha gente buscando como loca a Robert McCammon. Y ya no consigues esos libros que te mencioné. Nunca los volví a ver en saldos. En las librerías de usados los venden a precio estándar. Los atesoro con mucho cariño, porque fue valorar a un autor cuando nadie volteaba ni a mirarlo.
      Un saludo, Elwin. Siempre ando pendiente de tus publicaciones.

      Eliminar

Publicar un comentario