domingo, 2 de abril de 2017

RESEÑA: La niña de las tinieblas (The Little Girl Who Lives Down the Lane), de Laird Koenig



Las historias de pocos personajes y limitados escenarios suponen un reto para el autor y el lector por igual. El primero debe buscar la emoción donde, aparentemente, no la hay, y el lector debe prepararse para bajar las revoluciones a su lectura, especialmente en géneros como estos, en los que la velocidad prima, incluso, sobre la calidad de las historias.

La niña de las tinieblas es una novela desafiante en ambas direcciones.

La obra nos lleva a la vida solitaria de Rynn Jacobs, una niña de trece años bastante adulta para su edad, autosuficiente, sofisticada, independiente, solo indispuesta por algunos complejos que, incluso en la soledad en la que siempre habita, hacen mella en su mente. Allí, en esa casa solitaria al final del sendero, en la oscuridad de la noche, se desarrolla esta historia de suspenso que trabaja con las apariencias y los ocultamientos. ¿Por qué Rynn vive sola y nunca sale? ¿Por qué nadie la ha visto en la escuela del pueblo? ¿En dónde está su padre? ¿Qué esconde? Una serie de personajes, empujados por la curiosidad, se ven envueltos en la vida privada de Rynn, sin sospechar lo que el destino les depara al cruzar la puerta de aquella casa.

Laird Koenig, dramaturgo, novelista y guionista, ha sabido demostrar sus dotes en esta historia, en la que se mezclan las tres áreas en las que se ha desempeñado. En La niña de las tinieblas —que en su momento fue una de las más vendidas en Estados Unidos—, encontramos escenarios limitados y opresivos, un alto manejo de los diálogos y una prosa escueta y directa. Lo que el autor propone es un juego de roles en el que nuestra protagonista es la más experta. Rynn Jacobs es un personaje enigmático incluso para nosotros los lectores. Nunca sabemos cuándo nos abre las puertas de su corazón y su mente, y cuando se trata de una fachada, pues de ello depende su supervivencia. En una constante intromisión a su casa, su templo, su resguardo, la dueña de la propiedad y su hijo —un tipo amenazante que parece ocultar oscuros deseos hacia Rynn—, y la policía, intentarán descifrar el insólito modo de vida de la niña. Solo Mario, un chico del pueblo al que Rynn comienza a encontrar atrayente y que pronto se convierte en su aliado y compañero, desata en ella una oleada de sentimientos afectivos que alcanzan a minar su estoicismo y nos permiten vislumbrar, a través de un espeso velo, lo que esta enigmática niña oculta.

Porque esta también es una historia de amor muy peculiar: Rynn, con su diente partido que la obliga a esconder su sonrisa, con sus refinadas maneras y elevados gustos musicales, todo tan atípico para su edad; Mario, con su cojera y su disfraz de mago. Ambos representan lo difícil que es ser diferente y tener que afrontar un mundo anodino y estandarizado. Ambos, criaturas imperfectas y un tanto marginales, se ven abocados a unirse en un fuerte lazo de lealtad y afecto que desafía, incluso, el peligro que desatan con cada decisión que toman en la historia.

La niña de las tinieblas es una puesta en escena de pura intriga. Nunca sabemos más que los personajes. No sabemos en quién confiar, porque la única verdad es lo que sale de sus labios, plantándonos en un juego de incertidumbre difícil de predecir. Como se mencionaba al inicio, puede resultar desafiante para el lector, acostumbrado a otros ritmos y estilos más veloces, pues esta es una historia atípica dentro del suspenso y el terror. Y Laird Koenig no teme llevar adelante su propuesta que, aunque carece de calidez y más desarrollo en ciertos tramos, plantea una intriga madura, sobria, sin abusar del exceso de información y depurada de las ingenuidades que a veces pueblan estos géneros populares.

Además de adaptarla al teatro, el autor escribió el guion de la película, protagonizada por una muy joven Jodie Foster y un ya conocido Martin Sheen.

Mauro Vargas

2 comentarios:

  1. No había oído hablar de este libro pero tiene una pinta muy buena, de esos que a mí me gustan, así que gracias por el descubrimiento :-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a encantar. Lo dejé pasar en muchas ocasiones, luego me enteré de qué trataba (como muchas de estas ediciones de Círculo de lectores, no traen sinopsis) y me decidí a comprarlo cuando logré hallar una edición en perfecto estado. Es una novela muy interesante, un poco atípica, pero altamente disfrutable.

      -Mauro Vargas.

      Eliminar