RESEÑA: La canción de Kali (Song of Kali), Dan Simmons


Esa sensación de ser un extraño, de estar en el lugar equivocado, de percibir el peligro en cada recodo, de estar a merced de lo foráneo; esa es la incómoda experiencia que nos ofrece La canción de Kali. La India es un mundo muy diferente, caótico y dado la extrañeza que nos produce, amenazante. La diosa Kali es venerada y la muerte parece habitar cada callejón; asecha como cualquier perro callejero entre la multitud.

Robert Luczak se enfrenta a este mundo nuevo que lo apresa en contra de su voluntad. Debe viajar a Calcuta para buscar información sobre un famoso poeta local, un tal M. Dash, desaparecido hace años, dado por muerto, pero que ahora, desde el anonimato, ha querido publicar de nuevo. Luczak viaja, entonces, acompañado por su esposa Amrita y su bebé, Victoria. Allí, el encuentro con el misterio del poeta indio lo lleva a indagar en los aterradores y sangrientos rituales que hacen en honor a Kali. Calcuta es el mismísimo infierno: miserable, sucio, desordenado y amenazador. Podría juzgársele a Simmons de xenofóbico, pero estamos viendo a una cultura ajena a través de los ojos de un personaje que nos cuenta sus impresiones desde la subjetividad y cuando el temor frente a lo desconocido es inminente, no hay lugar para ser políticamente correcto. Ante la amenaza, debemos huir. Lástima que Luczak no pueda hacerlo con tanta soltura: cuando se indaga demasiado, las cosas se ponen peligrosas: perderse en aquel territorio hostil, huir de asesinos, saber que los muertos pueden volver a la vida... todo aquello es demasiado. Y para el lector se vuelve igual de sobrecogedor.

Cuando Dan Simmons decide escribir terror, lo hace como si no hubiera mañana. Es un vaquero con una sola bala en el tambor, que dispara y acierta. Es cuestión de vida o muerte. En esta oportunidad, en una novela de mediana extensión, nos invita a una travesía calurosa y agobiante, llena de extraños acontecimientos, aceptados como naturales por los nativos de la región. Que las fuerzas de lo intangible logren traspasar los límites que la mente ha impuesto, nos reduce ante lo ominoso y nos sacude para que atisbemos lo que puede suceder «al otro lado». Persecuciones, cadáveres purulentos, intenciones turbias: la historia es una cadena de eventos impredecibles. Cada decisión puede llevarlo a uno a la muerte.

La canción de Kali mereció el World Fantasy Award y se ha convertido en un clásico. Con mucha razón: el escenario que nos pinta Simmons es tan poderoso, que nos vemos sumergidos en ese caldo de calor y pestilencias, sometidos hasta el límite por una presencia tan oscura y poderosa como Kali. ¿Han visto a la diosa? La muerte nunca tuvo un rostro tan infalible. 


Simmons, Dan. La canción de Kali. Traducción: Rosalía Vázquez. Barcelona, España: Ediciones B, 1994.

Comentarios

  1. Esta novela la leí hace muchos años. cuando aún estaba en el pregrado. Supe de este autor gracias a la querida revista Fangoria y que de seguro debes conocer y de donde saqué en su honor el nombre de mi propio blog (y me refiero a la primera versión a la lengua de Cervantes que sacó la llorada Ediciones Zinco). Me gusta mucho este autor, pero hace años que no lo leo. Siempre me digo que escribiré algo sobre él y todavía lo tengo pendiente. Eso sí, te debo admitir que lo considero aún mejor como escritor de ciencia ficción. Pasando a otro tema, te dediqué unas cuantas líneas (más bien un párrafo entero) en mi último post, el cual trata sobre los cinco años de vida de mi página. Que estés bien y espero pronto tener noticias tuyas, que hace rato que no das señales de vida, ni acá, ni allá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supe que Fangoria fue traducida por una breve temporada. Qué lástima que la cosa no haya continuado indefinidamente. Claro que intuyo el nombre del blog. En Fangoria, la sección en inglés era "The Videoeye of Dr. Cyclops". Tremenda revista. Ha sido mi escuela en cuestiones de edición. El fanzine le debe mucho a ella.
      Simmons ha tenido más renombre con su saga de CF, pero con ese género casi nunca me va bien. De ciencia ficción leo poco, poquísimo, y casi que con reticencia.
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario