INVOCACIÓN: El horror también se habla en español



El agotamiento del cine de terror en Norteamérica es notorio. Tras más de cincuenta años de sustos continuos, durante los que nos dijeron a lo que debíamos temer, la sequía está azotando irrefrenablemente el otrora fértil campo del horror gringo.

No es novedad. La falta de ideas se comenzó a percibir hace algunos años. Solo basta mirar cómo algunas películas españolas alcanzaron la aceptación del reticente público estadounidense, hasta el punto de volverse clásicos del género. Hablo, por ejemplo, de maravillosas propuestas como El orfanato y REC. Claro, la manera que el país del norte tiene de aceptar la superioridad creativa es haciendo sus propias versiones de aquellas películas habladas en español que lograron impresionarlos en secreto. Ahora, sin embargo, han tenido que bajar la cabeza, cruzar el charco y pedirle al país hispano que les dé una mano para salir del atolladero.

Hace poco se estrenó  Extinction, basada en la novela Y pese a todo, de Juan de Dios Garduño. El asunto fue sin intermediarios. Hollywood atravesó el océano y decidió adaptar una novela publicada por una edito-rial española independiente. Pero además, el mismo escritor trabajará de la mano con Tom Holland (Child’s Play, Fright Night) en una nueva cinta vampírica titulada Fresh Blood, que intentará resucitar al vampiro adolescente ochentero, al mejor estilo de Lost Boys.

¿Qué es lo que está pasando? La falta de ideas para asustar en Hollywood es confesa. Y es positivo que estén posando sus ojos en otros territorios, no para filmar a bajo costo, sino para hallar nuevas ideas. ¿Acaso Latinoamérica puede entrar en ese juego también? Ya se ha demostrado que el miedo sobrenatural no solo existe en Estados Unidos. Si España nos ha regalado tantas joyas del horror, ¿qué tiene para ofrecer este pedazo de tierra virgen y supurante de imaginería en el que vivimos? Hay que ponerse manos a la obra.

Léase a plena noche

Aquí yacen aquellas historias en las que habita la oscuridad y que solo deben ser conocidas aplena noche .

No hay comentarios:

Publicar un comentario