viernes, 4 de septiembre de 2015

RESEÑA: Night of the Living Dead (1990), Tom Savini



Por Martín Ferreira.

Cuando uno se entera de que el genio de los efectos especiales es el responsable de la nueva versión de un clásico fundacional, es difícil preocuparse: Tom Savini ha estado suficiente tiempo en este universo del miedo como para creer que algo salga mal. Además, al ver en los créditos a George Romero y John Russo, padres de la cinta original, el alma nos vuelve al cuerpo.

No hay mucho qué decir. Todo el análisis que se le pueda hacer a la versión de los sesenta se le puede atribuir al remake y ya sabemos lo que los críticos han querido interpretar. Esta revisión de los noventa respeta la antecesora. Hay una renovación estética pero sin atentar al argumento.  Tan solo unos cuantos detalles agregados que le suman puntos. Los zombis son insuperables, la primera secuencia es igual de angustiante, los conflictos de los supervivientes dentro de la cada mantienen los niveles de calor y Patricia Tallman mejora con creces la histérica conducta que Judith O’Dea le imprimió a su personaje: deja de ser la típica víctima inofensiva para convertirse en la heroína con carácter ante las circunstancias.

Es una cinta visualmente rica y muy agradable de ver. No diré que se trata de una cita obligada, pues arruinaría el placer que da dejarse picar por la curiosidad para luego quedar gratamente satisfecho. Tom Savini debió sentarse detrás de la cámara más a menudo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario