Fantasmas (20th Century Ghosts), de Joe Hill



Si bien Joe Hill evitó ponerse el apellido del papá para tener éxito, no deja de ser un tipo sagaz. A lo largo de esta colección encontrarán grandes y pequeñas referencias a la cultura popular. Aunque puede ser un homenaje que el autor  hace a todo aquello que ha visto y leído desde pequeño, toda esa atmósfera de horror que lo ha acunado, puede existir la posibilidad de que también sea un gancho para conquistar los corazones de nosotros, los amantes de lo macabro.

Hay una notable madurez en su forma de narrar. Para ser su debut dentro del mundo literario, ha sabido no caer en lo fácil, en el horror explícito de sangre y tripas, vertiginoso y acelerado que les gusta a muchos lectores de hoy en día. Hay mesura, elegancia y familiaridad en la forma como construye sus historias. Recuerda al horror clásico y a grandes maestros contemporáneos como Ramsey Campbell, Ray Bradbury o su mismo padre, Stephen King. Dado el corto formato del cuento, no hay mucho tiempo para desarrollar por completo a los personajes ni para que el lector se encariñe con ellos, pero Joe Hill sí lo logra. Él se encarga de construir pieza por pieza a los protagonistas, yendo al pasado, escudriñando en sus pensamientos, en sus temores, en sus frustraciones, y regresando al presente para ver cómo aquello los afecta y los lleva a tomar ciertas decisiones. El problema es que esta virtud provoca un debilitamiento en los finales de algunos cuentos. Joe Hill hace las cosas bien en la apertura, pero parece que se esfuerza tanto al iniciar que al final ya está exhausto y peca en dejar unos finales incómodamente abiertos. No, abiertos no, sino inconclusos.

Fantasmas es una colección entretenida. En los cuentos es evidente la necesidad de Joe Hill de refrescar la ficción de horror, cosa que es muy valiosa. A pesar de que no todos los cuentos son maravillosos, ofrecen nuevas posibilidades para el horror. Para ser el debut de Joe Hill, no ha estado tan mal.

Hill, Joe. Fantasmas; traducción de Laura Vidal. Madrid, España: Suma de letras, 2008. 

Léase a plena noche

Aquí yacen aquellas historias en las que habita la oscuridad y que solo deben ser conocidas aplena noche .

6 comentarios:

  1. Buena reseña. A mí Hill no me termina de convencer como escritor. Ni El traje del muerto ni Cuernos me acabaron de convencer. En cambio como guionista de cómic creo que lo hace batante mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leido en la red que, en Estados Unidos, "Locke & Key" es mas popular que "The Walking Dead". El cómic, claro!

      S.

      Eliminar
  2. muy bien, aunque creo que por más que se quiera y se intente J.H siempre será un referente de su padre. Fue inevitable, ¿no? jeje.
    Me hubiera sugerido el orden... empecé al revés, con Cuernos.

    Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual "Cuernos" me tramó mucho. En parte es una buena base de datos de la cultura popular de los 80s para acá. Según veo en la reseña y en lo que vi en "Cuernos", es maestría de J.H escarbar recuerdos frustrantes y aterradores de los personajes. Excelente manejo del tiempo.
      S.

      Eliminar
  3. Yo disfruté bastante con El traje del muerto, aunque lo encontré un poco sobrevalorado. Esta colección de cuentos se ve mucho más interesante, espero leerla pronto, pese a que no soy muy seguidor de los cuentos.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de terminar el libro hace unos minutos, y antes de ponerme con mi reseña quise pasar y comentar la tuya.

    De hecho, había estado leyéndola cada tanto, a medida que iba avanzando en la antología, así que hace un momento leí solo tu opinión sobre los dos o tres últimos relatos.

    No podría estar más de acuerdo con todo lo expuesto en tu reseña, y creo que, de hecho, supiste analizar mejor que yo el libro, tanto en sus virtudes como en sus falencias...

    A ver si te pasás por mi blog y comparamos impresiones... :P

    En suma, una excelente reseña, como todas a las que nos tenés acostumbrados!

    Saludos!! ;)

    ResponderEliminar