El ciclo del hombre lobo (Cycle of Werewolf ), de Stephen King

Antes que todo, debo aclarar un asunto que muchos parecen olvidar pero que deberían tener en cuenta al comentar este librito. Muchos dicen «es flojo», «no da miedo», o cosas por el estilo, pero hay que tener en cuenta el origen de El ciclo del hombre lobo.

Sí, muchos conocen la historia, pero una vez más no hará daño. En la World Fantasy Convention que se realizó en Providence, un representante de la editorial especializada Zavisa le propuso a Stephen que participara en la realización de un calendario que se vendería en librerías. Berni Wrightson se unió al proyecto para realizar las ilustraciones mientras que King escribiría doce párrafos (para cada mes del año), cada uno de 500 palabras. Y como todos los que han leído a King saben, el tipo se extendió y se extendió. Lo que debió ser una serie de relatos breves individuales se convirtió en novela.

El libro se publicó en 1983 en una edición grande en tapas duras y en 1985 sale la edición de bolsillo editada por National American Library. Más tarde se reeditaría con el título de Silver Bullet.

La historia va de un pueblo, Taker’s Mill, en el que en cada plenilunio se están presentando misteriosos asesinatos, posiblemente ataques de una bestia que nadie ha logrado ver, pero que sospechan que está allí, rondando en la noche. En enero empieza la pesadilla, y se extenderá en todo el año, con los cambios de estaciones y el viento llevando los estremecedores aullidos por sobre toda la población.

El libro está dividido en doce capítulos y en cada uno de ellos se registra un ataque diferente del hombre lobo. Es un formato e historia sencilla, que quizá es el causante de los tan famosos comentarios negativos. No es que esté en contra de ellos sino que creo conveniente averiguar por qué dicen esas cosas. Primero diré algo de lo que estoy convencido: no es responsabilidad del escritor; por lo menos no en la misma medida que la responsabilidad del mercado editorial.


Ahora, si leemos con atención, el libro sufre una evolución a medida que avanzamos. En las primeras historias se nota claramente que están diseñadas para un calendario, porque aunque los une la premisa del hombre lobo, son totalmente individuales: personajes, tramas y entornos son distintos. Además, son superficiales, rápidas y el terror no es mayormente explícito. El hombre lobo está a punto de atacar, pero no vamos a presenciar el baño de sangre.

Pero a partir de la historia de «mayo» empieza a preverse un posible hilo conductor que conecta toda la historia y en «junio» aparece el que, de alguna manera, es el protagonista. Cada capítulo se va volviendo más largo que otro (ahora sí es imposible hacer un calendario) y los personajes recurrentes empiezan a tomar más forma. King los trabaja con más detenimiento con sus métodos típicos (algo de su pasado, la relación con quienes lo rodean, profesión, pensamientos acerca del misterio que está sucediendo, etc.), y así uno termina convenciéndose que el libro bien puede funcionar como una novela corta.

Quizá King tuvo la intención desde un comienzo para que se lo editaran como novela, pero es poco probable, dada la evolución que acabo de mencionar. Si ese hubiera sido el caso, King simplemente habría comenzado a escribir una novela y punto. Además, hay que pensar lo inevitable que es para King mantener un margen de extensión tan corto. El crecimiento que sufre el libro es agradable y a veces uno quisiera más de la historia.

El problema de esta novela es que empieza a definirse como tal casi en la mitad y eso provoca un desequilibrio y termina siendo menos de lo que se espera (sobre todo si no se tiene en cuenta el génesis del proyecto). No es culpa de King. Lo que pasa es que las historias (sobre todo las del inicio) no soportan el peso de esa catalogación. Pienso que como relato hubiera sido mucho mejor, eso sí, si toda la obra se revisa y se unen los episodios iniciales a la trama final.

De todos modos, asumiendo estos detalles, el libro es entretenido. Tiene algunas escenas sangrientas, pero manejadas con sutileza. Es un terror muy descafeinado, pero no es malo y diría que se acerca a lo juvenil, lo cual es grandioso para un chico que quiera acercarse a la lectura para grandes o a la fantástica. Este podría ser un buen comienzo, con una buena trama y más emocionante que muchos libros infantiles insulsos que hay. Además es bueno leer algo sobre licantropía que, por lo menos por estos lados, es bien escaso. Y bueno, tiene un detalle más que lo hace disfrutable y son las ilustraciones del maestro del dibujo de horror Berni Wrightson (no, no se me había olvidado). Después de trabajar para los cómics de terror de la editorial Warren y ofrecernos una joya como Swamp Thing, el tipo sabe lo que hace. Las ilustraciones a color son muy bellas y destaco las que van en blanco y negro, al comienzo de cada historia. Desconozco el diseño de las otras ediciones de El ciclo del hombre lobo en español (Planeta y Booket. Sé que la primera no trae imágenes a color, aunque si me equivoco, corríjanme por favor), pero guiándome por la edición de DeBolsillo, que trae todas las ilustraciones a color reunidas en el centro, debo hacer un aviso sumamente importante para quienes vayan a leer este libro: para cada historia hay una ilustración a color y es sumamente importante que vean el dibujo una vez hayan acabado la historia, no antes. En mi caso no resistí verlas todas una y otra vez y a medida que leía se me presentó la solución del misterio antes de tiempo, lo cual le restó puntos a la efectividad de la historia y lo peor, no fue culpa de King sino mía. Sé que es difícil aguantarse las ganas y tal vez suene ridículo, pero va a resultar muy satisfactorio porque evitaremos que el libro flaquee más de lo que puede hacerlo. Además, le daremos la oportunidad de que logre sorprendernos porque, a pesar de todo, la historia tiene un giro bien interesante.


King, Stephen. El ciclo del hombre lobo; ilustraciones de Berni Wrighston; traducción de Joaquín María Adsuar Ortega. Barcelona. España: DeBolsillo, 2011.

Comentarios

  1. Muchas gracias por este analisis tan detallado y tan bien escrito, acabo de comprar el libro y me alegro de haber leído esto antes de abrirlo, así reservare las ilustraciones para el final. =D

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanto.Es facil de leer y corto comparado con otras obras de King.Ademas las ilustraciones estan geniales.Doy gracias porque no haya salido en formato de calendario,porque hubiera sido muy dificil y costoso conseguir esos ejemplares.Muy bueno lo tuyo,Mauri,como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Eve. Me alegra saber que te sirvió mi reseña :D Ya me contarás cómo te fue con la lectura.

    Paola, tienez toda la razón. Aunque hubiera sido un proyecto interesante, creo que jamás hubiera llegado por estos lados. Hay que agradecerle a King por alargarse tanto XD

    ResponderEliminar
  4. Genial como siempre, Mauricio. El libro me gustó. Como todos los libros que a la mayoría les parecen flojos. Este es tal cual lo describís, le atinaste a todo.

    ResponderEliminar
  5. A mí es un libro que me gustó. No es de las mejores historias de King pero es entretenida y la ilustraciones son muy buenas.

    Es de agradecer a Debolsillo que lo haya reeditado porque este era de los libros del tito King difíciles de conseguir (a buen precio) en el mercado de segunda mano.

    ResponderEliminar
  6. Yo reconozco que soy de las que hablan mal de la historia. Cuando conocí el origen del libro mi opinión se relajó un poco, y las ilustraciones me gustan mucho, pero aún así... digamos que no es mi preferido de King.
    ¡Buena reseña!

    ResponderEliminar
  7. Se ve interesante y tengo ganas de comprar el libro. Desde hacía tiempo que lo veía en el escaparate de la tienda, pero, no sé porqué, nunca me animo. Sin falta este Verano. ¡saludos!

    ResponderEliminar
  8. Sé que estás de vacaciones, así que no sé cuándo leas este comentario (ya la verdad como no responden siempre los comentarios, no sé si te pones al día al respecto). Este es uno de tres libros clásicos de King que no he leído, ni tengo. Estoy por comprarme unos cuantos de King de los que me faltan y este se encuentra en la lista. La peli la he visto varias veces y me gusta por su sabor ochentero. En cuanto a Brightson es lejos uno de mis favoritos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario